calidad del aire

Nuestro actual modelo de desarrollo tiene como motor principal a la industria, la cual requiere de una gran provisión energética a partir de combustibles fósiles, como el carbón, el petróleo y sus derivados. Lamentablemente generan efectos nocivos en los seres vivos y en el medio ambiente en general.

Desde hace varios años la población del mundo se ha visto cada vez más afectada por esto y ha comenzado a exigir a los gobiernos de los países que trabajen para reducir la contaminación atmosférica.

Monitoreo de la calidad del aire

Como parte de una estrategia ambiental, una herramienta estratégica para proteger la salud de la población es el monitoreo atmosférico y la difusión del estado de la calidad del aire.

De esta forma, se puede controlar e informar sobre el estado de la contaminación atmosférica en núcleos urbanos y sus alrededores.

Los contaminantes atmosféricos más comunes detectados por las estaciones de vigilancia de la calidad del aire son los siguientes:

• Material Particulado Respirable (MP10)
• Material Particulado Fino Respirable (MP2,5)
• Dióxido de azufre (SO2)
• Dióxido de nitrógeno (NO2)
• Monóxido de carbono (CO2)
• Ozono (O3)

En conjunto con contaminantes atmosféricos estas estaciones de vigilancia monitorean variables meteorológicas de importancia para comprender la circulación de los vientos en la atmósfera, tales como velocidad y dirección del viento, temperatura y humedad relativa, entre otras.

El monitoreo de la calidad del aire tiene como objetivo generar información principalmente para lo siguiente:

• Evaluar el cumplimiento de las Normas de Calidad de Aire en una zona de interés.

• Cuantificar los niveles de exposición de la población y recursos naturales a la contaminación del aire.

• Informar y prevenir a la población sobre los niveles de contaminación y sus posibles riesgos.

• Entregar información inmediata para la activación o desactivación de alertas o procedimientos de emergencia, derivados de una concentración de contaminantes asociada a actividades humanas y/o a fuentes naturales, que pueda representar un riesgo para la salud o el medio ambiente.

• Evaluar la tendencia histórica de los contaminantes criterio.

La medición de los contaminantes del aire es una actividad técnica compleja que involucra el uso de equipo especializado, personal calificado para su operación y una infraestructura adecuada de soporte y comunicaciones.

Además, la operación del programa de monitoreo requiere también de metodologías y estándares para la medición, así como de un programa continuo de aseguramiento de la calidad.

Otra herramientas desarrollada para diagnosticar y pronosticar la calidad del aire en determinada es la modelación atmosférica.

Con esto era posible simular el impacto de proyectos de inversión en comunidades y reducir su riesgo a ser afectados por su contaminación atmosférica.

Modelos de calidad del aire

Los modelos de calidad de aire son un gran instrumento para relacionar emisiones atmosféricas y meteorología con la calidad de aire de un área de interés.

Éstos pueden ser simples, como los modelos de dispersión que toman en cuenta fenómenos meteorológicos para determinar la difusión de contaminantes en la atmósfera.

Y también pueden usarse otros más complejos, como los modelos fotoquímicos, que contemplan mecanismos más sofisticados para determinar la formación, transformación y distribución de contaminantes atmosféricos secundarios.

Una de las funciones más relevantes de los modelos es la capacidad de describir de forma completa los fenómenos atmosféricos, de esta manera, se los puede asociar con los problemas de calidad de aire.

Como resultado de lo anterior, se consigue identificar cuáles son las fuentes de los problemas y dónde hay mayor repercusión, para luego tomar decisiones que permitan solucionarlo.

Actualmente, en muchos países estos modelos son aplicados por las instituciones gubernamentales e industrias y sus resultados son claves en la toma de decisiones de políticas ambientales.

Inventarios de emisiones

Un inventario de emisiones es otro instrumento de gestión de la calidad del aire, el cual permite determinar y cuantificar las emisiones de contaminantes atmosféricos de fuentes contaminantes, logrando determinar cuáles tienen mayor contribución.

Para una industria o las autoridades, será fundamental contar con esta información, de esta forma se comprenderán cuáles son los problemas ambientales y como hará el seguimiento hacia su resolución.

Consultora EnviroModeling

En EnviroModeling nos dedicamos a identificar y cuantificar todo tipo de fuentes atmosféricas y sus emisiones en un área y tiempo de interés, involucrando la aplicación de factores de emisión para distintas actividades antropogénicas como minería, transporte y agricultura, entre otras.

Otro de los servicios que ofrecemos es la modelación del transporte y dispersión de contaminantes primarios tales como: SO2, NO2, CO, MPS, MP10 y MP2.5, entre otros, con el modelo CALPUFF.

Además, somos pioneros en modelación fotoquímica a nivel nacional para determinar el impacto en la calidad de aire de contaminantes secundarios como Ozono y MP2.5 secundario.

También trabajamos con modernas herramientas para la modelación de olores, cuya primera norma fue aprobada en enero de 2022, para el sector porcino en Chile.